HISTORIA DE LA IGLESIA DE LA CONCEPCIÓN

Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

La iglesia de La Concepción de Bogotá es la iglesia decana de la Ciudad; es la joya arquitectónica más antigua que se conserva y formaba parte del monumental complejo, propiedad de los Hermanos Menores Capuchinos, cuyo lote templo monasterio y huerta- abarcaba desde la actual carrera 9 a la 10, y de la calle 10 a la 11. (Nomenclatura actual calle 10 No. 9-18).

Datos recopilados en distintas fuentes indican que la primera iglesia construida en Bogotá fue la de San Francisco en 1552: sin embargo, las múltiples remodelaciones, refacciones y reconstrucciones realizadas a lo largo de estos cuatro siglos llevan a la conclusión de que la iglesia más antigua de la Ciudad es la de La Concepción, cuya construcción material se mantiene intacta, como templo original, fundado en 1583, como se puede apreciar en la dovela del arco de la fachada principal de la iglesia.

La desamortización de los bienes eclesiásticos, decretada por el general Tomás Cipriano de Mosquera en 1864, ocasionó la venta del monasterio y parte de la huerta, que fueron adquiridos por algunos ciudadanos por compra de estos bienes llamados “bienes manos muertas”.

En el curso de este siglo XX, los Hermanos Menores Capuchinos compraron las propiedades aledañas a la iglesia que se encontraban en la carreras 9 y 9A, que formaban parte del antiguo monasterio, y sobre estas propiedades se levantó el actual convento de los Hermano Menores Capuchinos.

La Escuela Nacional de Comercio, que es parte del primitivo y original monasterio, fue cedida por el gobierno a la Comunidad Capuchina para agrupar en una sola unidad la parte del antiguo lote y salvaguardar así este monumento Histórico nacional de invaluable valor colonial.

Comments powered by CComment

Registrate

Registrese en nuestra lista de correos para recibir las últimas noticias.
© 2018 Fosmi Colombia. Todos los derechos reservados. Diseñado por Diana Palacios